Ready Player Meh

Esta es la nueva actividad que me estoy forzando a realizar: leer más y escribir reseñas en Goodreads.

¿Por qué?

Porque ya estaba perdiendo la costumbre de leer. (Y de escribir.) Y es una costumbre que solía gustarme mucho hasta que me la arrebataron mis cachuelos y mi activismo de las Tertulias CiFi y mis tres tristes trabajos (mentira, son divertidos pero quería hacer un juego de palabras con el libro de Agatha Christie. Ok, fallé.)

Pero además, ese tiempo de ocio y producción es necesario para edificar mi Yo Literato, ese yo pedante y académico que tanto he perseguido desde niña (a veces, en mí misma; a veces, en otros… Literatura es endogamia, cacofonía y esporádica dignidad).

Finalmente, un caveat: como yo misma me estoy obligando a cumplir con esta tarea y no tengo a quién reclamarle, y porque además no soy buena crítica, mis “reseñas” estarán llenas de sarcasmo barato y amargura. Todo sea por la cultura. (Oh, por dios).


 

Ready Player OneReady Player One by Ernest Cline

My rating: 3 of 5 stars

Ready Player Meh
Supongo que no es justo ni válido reclamarle a un autor que una “esperaba más”. Pero a veces, sea por el mismo libro o por el barullo que se arma alrededor de éste, eso es justamente lo que sucede: esperamos más.

Yo esperaba mucho más de Ready Player One: más desarrollo de los personajes; más verdad. Si bien la acción está manejada magistralmente, la fórmula narrativa resulta demasiado evidente. En este caso, esperaba menos… obviedad.

Tampoco esperaba tanta nostalgia prefabricada. El intento por complacer a los lectores resulta burdo: el autor ha metido en un saco todos los productos culturales de los 80 y parte de los 90 y los ha “ocultado” a lo largo de la historia como pequeños easter eggs (al igual que en el desafío de Anorak en OASIS… ok, es una meta-narración, ya lo entendimos) para dotarnos de una dosis de triunfo pasajero cuando descubrimos la cita a The Princess Bride o la referencia a tal o cual canción o serie o película o juego.

Ok, Parzival es un nerd. Ya lo entendimos. No hace falta que coincidan en la misma alegoría Max Headroom con Philip K. Dick y dos diseños de naves de Star Trek y Star Wars fusionadas en una caverna de Dungeons & Dragons donde Rush toca de fondo y el Rey Arturo se apodera de Excalibur mientras dice “Shall we play a game?”.

Para analizar al personaje Art3mis no hacen falta tantas palabras. Se entiende todo de ella con estereotipos como la doncella geek.

En fin, es un libro que se lee y se olvida rápido. Igual, debo reconocer que es una pieza superficial y frenética pero lo suficientemente bien escrita como para llevarnos hacia el final sin esfuerzo. La terminé en tres patadas durante mi convalencecia del dengue.

Así y todo, ya quiero que salga la película.

Calificación: 3 Aedes Aegypti * * *

View all my reviews

Anuncios

Penny for your thoughts

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s