Pinocho y las duplas cómicas

Ya sea por aburrimiento, por gusto o por necesidad, todos tenemos la costumbre de imaginar escenas enteras de conversaciones con nuestro jefe, nuestras amigas y amigos, nuestros novios (uso el plural histórico, por si acaso…). Ya sea que tengamos que comunicar una noticia agradable, un “tenemos que hablar”, etc., esos diálogos nos ayudan a visualizar la situación desde distintos ángulos y posibilidades, nos llevan a lugares insospechados o familiares… Todos comprendemos de manera íntima y pragmática la importancia de un diálogo en la construcción de algo que va más allá de nuestras relaciones.

PB1206
“You keep using that word, I do not think it means what you think it means”.

En  el proceso de adaptación de una obra, también se dan en nuestra mente esas conversaciones ficticias, solo que con personajes así mismo ficticios. Suena más raro de lo que es. En todo caso, cuando eso pasa y los personajes empiezan a conversar, uno deja que ellos hagan lo suyo, y uno así mismo hace lo suyo: escribir. Y alimentar sus diálogos con la investigación y las preguntas que surjan de ésta. Así, más claros serán los personajes y sus motivaciones y más redondos serán en el guión. Se necesitarán menos líneas para definirlos, sus acciones serán precisas y contundentes.

En teoría. Idealmente. No siempre pasa.

Por ahora, estoy tratando de construir a los personajes de La Gata Alicia y el Zorro Basilio. He estado recordando y revisando la dinámica de los diálogos y la relación de duplas cómicas en la literatura y el cine. Entre mis favoritos: los malandrines de The Princess Bride, Vizzini y Fezzik, que funcionan como dupla y a veces, como trío cuando está con ellos Iñigo Montoya (you killed my father, prepare to die!)

Vizzini es un gran villano que, como dijo mi amigo y editor de Alvarete.com, Alvarete (eso parece escrito por un villano menor), “muere bajo su propia ley”: Vizzini intenta superar en astucia a todo el que se cruce en su camino, y es muy astuto, pero cuando decide aplicar la fórmula con él mismo y ser más inteligente que Vizzini, Vizzini cae tieso.

En la comedia americana hay muchísimas duplas cómicas muy bien definidas. En la comedia hispanoamericana tenemos, para empezar, al Quijote y Sancho. El Quijote, de paso, es una novela de aventuras, al igual que Pinocho, aunque eso me está trayendo muchos problemas a la hora de adaptar (próximo post será sobre eso).

0FA
“¡Tenía que ser el Chavo del Ocho!”

Guardando las distancias continentales y temporales, están las inolvidables duplas creadas por el genial Chespirito, con frases incrustadas (para gusto y disgusto de tres generaciones) en nuestra memoria colectiva: los Chifladitos y su “dígame, Licenciado”, “no hay de queso, nomás de papa”; Los Caquitos Botija y Chómpiras, Botija y Chimoltrufia con su “pa’ qué te digo que no si sí”; Don Ramón y El Chavo: “no te doy otra nomás porque…”, “Es que no me tienen paciencia”; el Profesor Jirafales y el Chavo; el Señor Barriga y Don Ramón; Doña Florinda y Don Ramón… Chespirito fue un genio del pareo cómico. Sus guiones lograban algo complejo y diría que imprescindible en un diálogo: que de esas interacciones entre los personajes surja algo que de ningún otro modo se vería fuera del diálogo. Don Ramón se comporta de manera completamente distinta con cada niño del show: con el Chavo es impaciente y compasivo; con la Chilindrina es padre y cómplice; con Quico es ingenioso y arrogante; con Ñoño es lambón… Toda la riqueza emocional del personaje la vemos desplegada en sus compañeros, en sus relaciones.

Pero las duplas de villanos tienen su dinámica particular, en donde se ve algo complejo: la frágil fidelidad que existe entre ambos personajes. ¿De qué depende que uno le siga el juego al otro? ¿Qué motiva esa asociación, ese arriesgarse a ser atrapado por la ley por una persona (o animal) de dudosa ética que quizá te deje botado a la primera amenaza de prisión? ¿Por qué confiar tu operación criminal a un tonto útil? Y cosas así. Sin caer en densidades, obviamente, porque son duplas cómicas, pero ese propósito detrás de la asociación tiene que existir dentro o fuera del texto; tiene que sentirse, o la dupla se verá como un simple recurso narrativo puesto para sacar risas y avanzar la trama. Por otro lado, a veces eso simplemente no está en ningún lado del texto, y el actor o la actriz que interpretarán al personaje construyen esa historia previa.

En Tv Tropes encontré varias modalidades de villanos, duplas de villanos, etc. Hay cientos de cientos de cosas, encima de allí fui a parar a todos los otros tropos existentes en la novela de Collodi, en la película de Disney… Ya lo dejé. Si me meto a buscar más cosas en esa página, no salgo de allí hasta el estreno de Pinocho, que no será posible si no escribo el guión en primer lugar.

Y con este dilema cuántico cierro mi día laboral, no sin antes agradecer a mi colega cienciaficcionero, el editor chileno Marcelo Novoa, por sus recomendaciones literarias para produndizar el tema del padre ausente en Pinocho: La invención de la Soledad, de Paul Auster; y a Adelaida Jaramillo, por el relato Pinocho el astuto, de Gianni Rodari.

Anuncios

2 comentarios sobre “Pinocho y las duplas cómicas

  1. interesante lo de las duplas de villanos y su dinámica.
    Sabes que hace poco veía otra vez Trainspotting de Danny Boyle, y el mensaje del final cuando Renton se traga a sus colegas de maldades, la explicación que da (en locución en off) es que “ellos me iban a hacer lo mismo, era cuestión de tiempo… bueno, menos Spud.”

    Los villanos tienen una delicada relación, siempre a punto de romperse, solo pegada con “intereses mutuos” como alguna maldad o un trabajo.

Penny for your thoughts

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s